"Aquí se fortalece la unidad, crece la solidaridad y se consolida la amistad"

VER ARCHIVO PRENSA



'Los Caminos de Herradura' Club de Caminantes en Machetá


Para el común de los ciudadanos del mundo, un caminante es un ser con disposición a transitar por aquellos espacios ya convertidos en historia, porque el modernismo los convirtió como tal en pura leyenda, ignorando que estas vías de comunicación eran la únicas que existían y por donde se movía la economía del país, transportando las mercancías a la espalda o a lomo de mula, es por eso que quienes en esta época las transitamos, nos sentimos orgullosos y admiramos a quienes en el siglo XIX, fueron constructores del futuro, sin existir los medios con los que en la modernidad avanza a pasos agigantados.

El 18 de junio de 2013, tuvimos el ejercicio caminero con 34 caminantes Acorpolistas por el municipio de Machetá – Cundinamarca, disfrutamos de un excelente día, bordeamos el río Macheta desde el perímetro urbano hasta las 'Aguas Termales de Nápoles', lugar turístico con piscinas y cámara de vapor para disipar el cansancio del recorrido.

Los antiguos caminos de herradura, tienden a desaparecer porque están siendo acondicionados por los residentes de las regiones para no quedarse del desarrollo, los están ampliando para que los camperos puedan transitar y paulatinamente, se convierten en carreteros para sacar los productos de la región.

En esta caminata pudimos observar que como están en vacaciones los estudiantes, participaron tres niñas, nietas de caminantes, quienes manifestaron el interés por estar en comunicación con la naturaleza y el medio ambiente, diferente al de la ciudad, además compartieron y observaron con los demás caminantes la delicia de disfrutar un día de campo.

Aprendimos que mientras más temprano se sale de la ciudad, favorece la actividad para ganarnos el sol tempranero, cuyos rayos son menos perjudiciales, ocupando mejor el tiempo para dedicarlo a la recreación, conocernos mejor, programando nuevas aventuras, disfrutando la tierra caliente con más espacio para prolongar el baño y el almuerzo.

Esta caminata ecológica nos cambió la rutina, porque se caminó un poco menos a cambio de una tarde con un baño medicinal con aguas azufradas, el que proporcionó descanso absoluto para nuestro regreso a la Capital de la República, para continuar nuestra rutina en medio de la polución, los trancones de tránsito y la inseguridad que a diario se vive y tenemos que soportar infaliblemente.

Prensa Acorpol













Enlaces de Interés